Ofrecemos Atención Especializada,
Información y Orientación

_

¿Cómo favorecer la comunicación con vuestro hijo con sordera?

En el entorno familiar, a través de la interacción comunicativa con sus padres y sus madres, los niños y niñas con sordera pueden adquirir, de una manera natural y sin esfuerzo, las bases lingüísticas de la lengua oral, necesaria para el desarrollo de todos los procesos cognitivos que de ella derivan y que posibilitarán sus aprendizajes posteriores (cálculo, razonamiento, lectura...).

Desde el primer momento, es fundamental establecer interacciones comunicativas de calidad en las que vuestro hijo desempeñe un papel activo y predominante. Para ello, además de contar con el apoyo de sus prótesis auditivas, podéis enriquecer el intercambio comunicativo a través de los distintos sistemas de apoyo a la comunicación oral (Palabra Complementada, Comunicación Bimodal...).

En el Movimiento Asociativo de Familias-FIAPAS podéis contar con el apoyo emocional y la experiencia de otros padres y con logopedas que os ofrecerán la información y la orientación que necesitéis en cada momento. Todo ello os ayudará a resolver las inquietudes que se os vayan presentando.

ORIENTACIONES BÁSICAS PARA LA INTERACCIÓN EN EL ENTORNO FAMILIAR *

Interacción Interacción Interacción
  • Aprovechad situaciones en el hogar para interactuar y comunicaros: durante las comidas, a la hora del baño, mientras le vestís...
  • En las primeras edades, es importante estimularle de manera global y multisensorial:
    • Abrazadle y habladle mientras le acunáis.
    • Acercad juguetes y objetos de colores a vuestra boca mientras decís el nombre.
    • Celebrad con aplausos y exclamaciones sus aciertos...
  • Estad atentos a sus intereses y a sus intenciones comunicativas y observad sus reacciones. Seguir su mirada puede aportaros mucha información sobre lo que realmente le interesa y sobre lo que quiere centrar su atención.
  • Aprovechad los objetos y los juegos que le gustan. Son los mejores estímulos para interactuar y hablar sobre ellos.
  • Cread situaciones y actividades en las que se sienta protagonista.
  • Evitad ser directos y rígidos cuando queráis corregir su expresión oral. Resultará para él más estimulante, y no se interrumpirá la interacción, si recogéis sus vocalizaciones, expresiones o palabras y las repetís de manera correcta o aportando más información. Así, sin que se dé cuenta, le ofrecéis modelos de lenguaje oral correctos y ampliáis sus conocimientos.
    • Explicadle lo que ocurre en su entorno. Es importante que entienda distintas situaciones de la vida familiar y anticiparle lo que ocurrirá con posterioridad.
    • Disfrutad juntos de cuentos e historias en los que participan varios personajes, explicándole los distintos sentimientos y reacciones de cada uno: por qué se ríen, por qué se enfadan, por qué lloran...
    • Mostradle las consecuencias que pueden tener sus propios actros y el efecto que éstos pueden provocar en los demás. Inventad situaciones jugando con sus muñecos y preguntadle qué ocurrirá, qué pasará al final...

* (Revisado y actualizado de Jáudenes C. y Patiño I., 2007)