_

EL CERMI PLANTEA UN GRAN PACTO POLÍTICO Y SOCIAL PARA LA INCLUSIÓN EDUCATIVA CON APOYOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

18 Mar 2019Fuente: Noticia

La plataforma representativa de la discapacidad en España, de la que forma parte FIAPAS, realiza este llamamiento coincidiendo con el segundo examen al que el Estado español se somete este lunes y martes en Ginebra por parte de Naciones Unidas, donde se evaluará el grado de aplicación en España de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, cuyos postulados tienden hacia la inclusión efectiva, con apoyos, en todos los ámbitos, también en el de la educación.

El CERMI propone un diálogo con toda la comunidad educativa, liderado por las administraciones, para que todas las estructuras de la enseñanza tiendan y alcancen la inclusión y tengan al alumno con discapacidad en el centro del sistema, garantizando los apoyos individualizados que aseguren una educación de calidad que sea la base de su desarrollo humano y su plena participación social.

La enseñanza de las personas con discapacidad ha sido la gran olvidada de las políticas públicas de educación en las últimas décadas. Ha faltado modelo e inversiones para pilotar el proceso de transformación y convergencia que se requiere por parte de las distintas administraciones educativas. Las familias han de poder elegir la educación de sus hijos menores ya que, en España, solo las familias de escolares con discapacidad no pueden elegir modalidad educativa, haciéndolo por ellas las administraciones, o bien se ven abocadas a situaciones financieras insostenibles.

Por ello, el CERMI apela a todos los partidos políticos –al hilo del presente debate electoral- , para promover, debatir y alcanzar un gran acuerdo o pacto en materia de educación de las personas con discapacidad. El derecho a la educación inclusiva es uno de los preceptos que recoge la Convención de la ONU, siempre con el alumnado con discapacidad como objetivo, garantizando los apoyos individualizados que aseguren una educación de calidad que sea la base de su desarrollo humano y su plena participación social.

En suma, el CERMI como expresión de la sociedad civil organizada de la discapacidad, lanza una apelación al diálogo entre todos los grupos de interés para garantizar el derecho a la educación inclusiva, buscando el máximo consenso y sin dejar a nadie atrás, contando siempre con todos los apoyos necesarios en cada caso.