_

COMUNICADO FIAPAS ANTE LA ALERTA SANITARIA Y LAS LIMITACIONES DE ACCESO A LA INFORMACIÓN PARA LAS PERSONAS SORDAS

12 Mar 2020Fuente: FIAPAS Noticia
Pixabay

Desde FIAPAS queremos trasladar a la Sociedad en general, pero sobre todo a los responsables de nuestras Administraciones y poderes públicos, en particular, la preocupación con la que estamos viviendo la falta de acceso a la información por parte de las personas con discapacidad auditiva en estos momentos de alarma sanitaria.

No es solo que parezca que las personas con discapacidad auditiva sean consideradas ciudadanos de segunda o de tercera, es que son ciudadanos sin derechos. Invisibles…

Las administraciones públicas, estatales o autonómicas, no se están preocupando por eliminar las barreras de comunicación y de acceso a la información que transmiten en sus intervenciones. Las televisiones en abierto de cobertura estatal y algunas públicas autonómicas cuentan con subtitulado en sus emisiones, pero la mayoría de las autonómicas (públicas o privadas) incumplen la legislación que les obliga a ser accesibles. En el caso de las televisiones locales no están obligadas a ello. Las webs, e Internet en su conjunto, son la jungla y nadie parece tener obligaciones. Si la información fuera accesible desde el origen, todas las cadenas de televisión, en sus distintos formatos y soportes, informarían a la ciudadanía de forma accesible.

En un mundo en el que la información se comunica audiovisualmente, en una situación como la actual, con la información actualizada minuto a minuto, las personas sordas se preguntan dónde están los formatos accesibles, qué necesitan saber para reaccionar adecuadamente y a tiempo, a quién acudir ….

Consultar telefónicamente no es posible para un gran número de personas con discapacidad auditiva que requieren del apoyo de texto escrito o de videoconferencia.

En un mundo global, la circulación de información es imparable, las situaciones de alerta de todo tipo (sanitaria, ambiental, alimentaria, seguridad ciudadana …) frecuentes.

Piensen en su inquietud por el momento, incluso en su propio miedo actual. Imagínense sin poder acceder a la información que ustedes ahora mismo sí tienen.

Pónganse en su lugar.