_

PARA NO SER OLVIDADOS

01 Jul 2020Fuente: Nota Informativa
Logo COFACE

La plataforma COFACE Discapacidad (COFACE Families Europe-Confederación Europea de Familias, entidad en la que se integra la Confederación Española de Familias de Personas Sordas-FIAPAS), ha emitido una Declaración instando a los gobiernos europeos, nacionales y locales a adoptar medidas inmediatas destinadas a mitigar las consecuencias que la actual crisis económica y social tienen sobre las personas con discapacidad, sus familias y sus cuidadores, quienes han sido, con demasiada frecuencia, olvidados en las medidas preventivas, sanitarias, económicas y sociales adoptadas por la Unión Europea y los estados miembro.

La Declaración pone el foco en que, en nuestras sociedades donde la accesibilidad y la inclusión no son prioridades, la exclusión de las personas con discapacidad de la educación y otros entornos vitales puede estar determinada por lo que pudieran parecer meros detalles. Sin embargo, en su caso, son aspectos esenciales que, en estas circunstancias, nos han hecho conscientes de la vulnerabilidad de los derechos adquiridos de no discriminación e inclusión. Así, por ejemplo, la falta de subtitulado y el uso de materiales, dispositivos y plataformas no accesibles han implicado la exclusión de los niños y niñas con discapacidad de la educación a distancia y de los programas educativos emitidos por televisión. Evitar situaciones como ésta, no es una cuestión de costes, sino de previsión y de tomar las decisiones incluyendo de forma consciente a todos los niños y niñas en la educación.  

Asimismo, se insta a reconocer y recompensar el papel que padres y madres, las familias y los cuidadores informales han asumido para llenar las lagunas de los sistemas educativos, antes, durante y después de la crisis sanitaria, ofreciendo, entre otras medidas, apoyo financiero para la adquisición de dispositivos informáticos, educativos y recursos de apoyo que pudieran precisar. Además, será necesario evaluar el conjunto de necesidades surgidas en las familias en este contexto de crisis, ofreciendo posibilidades de acuerdos de flexibilización laboral, de excedencias remuneradas, etc. cuando la atención de la persona con discapacidad a cargo lo requiera. 

Por último, tampoco nos podemos olvidar de que, a pesar de estas difíciles circunstancias, con menos fondos, menos personal y dispositivos, el trabajo de nuestras organizaciones no solo no se ha detenido, sino que se han hecho importantes esfuerzos de adaptación a esta nueva realidad. Por ello, se insta a garantizar la continuidad de la atención y los apoyos de calidad, asegurando la financiación de los servicios locales y compensando los nuevos costes surgidos en esta crisis en términos de personal, capacitación y equipamientos necesarios. 

La Declaración puede leerse en: https://bit.ly/coface-declaracion